Logox1.GIF (5557 bytes)
bot-por-.gif (2796 bytes)
bot-edi-.GIF (3826 bytes)
bot-art.gif (3093 bytes)
bot-coy-.gif (2886 bytes)
bot-cos-.gif (3091 bytes)
bot-tec-.gif (2922 bytes)
bot-nor-.gif (3058 bytes)
bot-pub-.gif (3060 bytes)
bot-est-.gif (2974 bytes)

Escribir a : 

        Correo.gif (4196 bytes)
agraria@cepes.org.pe
cepeslog.GIF (9770 bytes)

 

La Revista Agraria Nº 40 - Lima-Perú, octubre 2002

 

La Vicuña en la CITES

La XII Conferencia de las Partes de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés), que se realiza en Santiago de Chile del 3 al 15 de noviembre, tiene a la vicuña como tema de agenda. Argentina, Bolivia y Chile han solicitado que poblaciones de vicuña de ciertas regiones de cada país, se transfieran del Apéndice I (que prohibe el comercio) al Apéndice II (que reglamenta el comercio). 

Los tres pedidos se fundamentan en el hecho de que las poblaciones de vicuña se han incrementado en los tres países, planteándose la necesidad del aprovechamiento sostenible de su fibra en beneficio de poblaciones campesinas. Hasta acá todo parece bien, ya que desde 1987 algunas poblaciones de vicuñas, tanto bolivianas, argentinas, chilenas ya están el Apéndice II, al igual que toda la población vicuñera peruana. El problema es que a diferencia de las solicitudes de Argentina y Bolivia, que piden la transferencia exclusivamente con el propósito de comercializar fibra esquilada de vicuñas vivas y de productos manufacturados derivados, en el caso de Chile no queda claro si también se piensa en la exportación de animales vivos.

Así también lo advierte el informe de la comisión que analizó la propuesta chilena cuando señala que "al parecer Chile no propone la transferencia de su población al Apéndice II bajo las mismas anotaciones que los demás Estados ... por lo que parece que el comercio no se limitará a lana y tejidos...". El mismo informe anota como información adicional que "la legislación (chilena) puede resultar insuficiente para controlar la cosecha y el comercio... la reciente apertura del mercado estadounidense resultará, con toda probabilidad en un incremento de la demanda... En ese contexto se teme que inversores particulares intenten exportar vicuñas vivas fuera de su área de distribución de origen".

Hay pues razones para mantener los ojos abiertos, y mejor aún para apelar a la Convención de la Vicuña que suscriben los cinco países andinos con población de vicuñas. La experiencia nos ha mostrado que a vista y paciencia de las autoridades chilenas -también de las peruanas- valiosos ejemplares de alpaca y llamas cruzaron nuestras fronteras de contrabando para terminar siendo exportadas desde puertos chilenos hacia Norteamérica o Nueva Zelanda.

 

....continúa --->

 

Portada - Editorial - Artículo - Coyuntura - Cosechando datos - Tecnología - Normas legales - Publicaciones Eventos - Estadística